Torta ahogada

Recetario

La torta ahogada tiene sus orígenes en la Perla Tapatía a principios del siglo pasado. Se dice que la receta surgió cuando un día llegó un jornalero a su casa y, hambriento, buscó con qué saciar su apetito, pero sólo encontró un trozo de pan, un poco de frijoles machucados, trozos de carne de cerdo preparada como carnitas y una salsa de jitomate aguada. El hombre tomó los ingredientes y preparó una rara merienda, la cual fue tanto de su agrado que pidió a su esposa le revelara los ingredientes de la salsa, componente más importante de la torta ahogada. Desde ese entonces hay muchísimas recetas que se utilizan para realizar la salsa para el platillo.

Ingredientes: 

  • 1 1/2 Kilo carnitas de puerco
  • 6 birotes (bolillo salado)
  • 100 gramos de chile de árbol
  • 1/4 de frijoles fritos
  • 3 clavos de olor
  • 1 diente de Ajo
  • 8 jitomates
  • Orégano
  • Sal

Procedimiento:

Se abre el bolillo, se unta de frijoles, se le pone las carnitas al gusto y se baña con salsa de jitomate sin picante. Cuando es torta ahogada, se sumerge la torta completamente en el chile. Cuando es torta media ahogada, se sumerge solamente la mitad de la torta en el chile. Chile: Se cuecen los chiles con agua suficiente, ya que estén cocidos, se muelen con el ajo y se le agrega sal. Salsa: Se cuecen los jitomates con los clavos de olor, ya cocidos se muelen con 3 dientes de ajo, orégano, y sal al gusto. Se sirve con cebolla desflemada. Cuando visite Jalisco, no se deje engañar. Es típico bromear a los visitantes al darles a probar una torta ahogada, pero bañada completamente en la salsa de chile. Adelántese y pídala medio ahogada, o bien, solicite el chile por separado.