Tequisquiapan

Querétaro - Turismo

Este encantador poblado destaca por la belleza de sus calles, sus edificios y monumentos arquitectónicos, sus aguas termales, sus artesanías y la rica gastronomía regional.
Tequisquiapan es un destino ideal para relajarse, descansar y conocer, ya sea a pie o en el tranvía turístico. Entre sus calles podemos encontrar la Parroquia de Santa María de la Asunción (del siglo XIX) y el Puente Nuevo, que presenta una arquitectura románica. En su Centro Cultural hay exposiciones de pintura y manualidades, además de eventos culturales, talleres de tejido y repujado, y una extensa biblioteca. Asimismo, está el Templo de Nuestro Padre Jesús, la antigua estación de tren y seis haciendas en las afueras.
En el Museo de la Canastas se aprecian diversas muestras de cestería, mientras que en el Museo del Queso y del Vino se puede degustar una paella todos los fines de semana al tiempo que se aprende del tema. La Plaza Miguel Hidalgo es ideal para sentarse a admirar el paisaje, rodeada por arcos de cantera y con un quiosco del siglo XX al centro. En los portales hay varios cafés y restaurantes donde comer, así como tiendas. En el Mercado de Artesanías venden objetos elaborados con vara y mimbre, como canastas, sombreros y tortilleros.
Para quienes gustan de actividades aventuradas, la mejor opción es el vuelo en globo al amanecer. Hay diversas empresas que ofrecen este servicio, aunque se recomienda reservar con anticipación. Si prefieren lo tranquilo, Tequisquiapan tiene diversos spas donde se puede disfrutar de hidroterapias y masajes, así como paseos a caballo.
La Pila es un parque ecológico perfecto para días de campo con sus áreas verdes, canchas deportivas, cafetería y pista de patinaje; otras opciones para un picnic son El Salitrillo y El Portón. También destacan en los alrededores diversos balnearios como: El Oasis, Termas del Rey y La Vega. En las cercanías está la Mina de Ópalos, la Peña de Bernal y las Cavas Freixenet, donde se puede ir en pocos minutos.