El Teatro Degollado, un sueño jalisciense

Arquitectura

Ya desde la década de 1800 se tenía el anhelo  de contar con un recinto digno de cultivar las Bellas Artes como son el teatro, ópera y danza en la Perla Tapatía, pero no fue sino hasta 1855 que el gobernador y general Santos Degollado firmó la autorización de esta obra.

A través de una invitación abierta con cien pesos como gratificación para el ganador, el arquitecto Jacobo Gálvez fue el único en presentar su proyecto para el ""Teatro Alarcón"" en honor al dramaturgo mexicano Juan Ruiz de Alarcón. La elegancia de un estilo neoclásico recargado con influencia italiana, permitió que esta propuesta cumpliera con todas las exigencias y cualidades imaginadas.

Una vez cerrado el contrato en 1859, al arquitecto y pintor se le pagarían diez mil pesos por dirigir la construcción hasta su final pero a pocos meses de iniciado el proyecto fue abandonado por los conflictos entre el Imperio y los Liberales.

En el año de 1859, se retomó la obra pero nuevamente conflictos políticos y económicos impidieron su pronta realización hasta que finalmente el 13 de septiembre de 1866, el teatro abrió sus puertas aún con detalles por terminar y con el nuevo nombre ""Teatro Degollado"" en honor a su principal promotor. La obra inaugural corría a cargo de la Compañía de Ópera Italiana de Annibale Bianchi con ""Lucia de Lamermoore"" actuando como primera dona la soprano mexicana Ángela Peralta.

Al centro del arco del escenario se colocó un águila colosal hecha de madera y saúco dorada que sostiene entre sus garras la bandera nacional y en el pico una cadena. Se dice que el día que esta cadena caiga del pico, el teatro se derrumbará.

En la fachada principal destaca, además del bello pórtico con 16 columnas corintias, el espectacular tímpano arquitectónico con la representación en autorelieve de ""Apolo y las nueve musas"" además del fragmento del himno de Maitines: ""QUE NUNCA LLEGUE EL RUMOR DE LA DISCORDIA"".

Varios años transcurrieron para que esta obra arquitectónica estuviera terminada en su totalidad por lo que ya suma 6 reaperturas en su historia: la primera fue la inauguración de 1866, la segunda el 30 de octubre de 1880, la tercera el 15 de septiembre de 1910, la cuarta el 28 de junio de 1941 y la quinta el 8 de septiembre de 1964 y hasta hace pocos años la sexta con una valiosa remodelación el 25 de noviembre del 2005.

Vista panorámica interactiva