Rodolfo Campodónico: el "champ" del vals

Música - Personajes

“Lo recuerdo con su cuerpo robusto, su mirada clara y atractiva, su cabeza grande y de amplia frente y sus bigotes a la Ricardo Bell”, así se expresó el cronista Juan de Dios Bojórquez de Rodolfo Campodónico, en su libro Champ, dedicado al autor de “Club Verde”.

            Rodolfo Víctor Manuel Pío Campodónico nació en Hermosillo, Sonora, el 3 de julio de 1866, pero fue mejor conocido por la sociedad sonorense como “Champ” (una contracción de su apellido conjunta con la palabra champion). Hijo de don Juan Campodónico, un célebre italiano avecinado en Sonora, que se hizo famoso por ser un “hombre orquesta” que tocaba hasta tres instrumentos a la vez: una flauta múltiple          -como la que usaban el dios Pan- a la que llamaba “Flauta Mágica”, una guitarra grande de muchas cuerdas y un tamborcito que tocaba con el codo del brazo izquierdo.

            Con la influencia musical de su padre comenzó muy pequeño a tocar el triángulo y el cornetín, para seguir con la flauta, el clarinete, el pistón y barítono, el chelo y el contrabajo; casi no hubo un instrumento musical que se escapara de su virtuosismo.

            A los once años empezó a componer y con el paso de tiempo se convirtió en el músico más socorrido por los jóvenes enamorados que le pagaban sus servicios para componer valses inspirados en sus amadas. Los noviazgos solían formalizarse con estas dedicatorias. Por esta razón, los mejores valses del “Champ” ostentan nombres de mujeres: “Elenita”, “Luz”, “Lolita”, entre muchas otras.

            Su presencia era indispensable en las tertulias, amenizadas por su orquesta que se componía de diez integrantes filarmónicos y el “cita” (el muchacho que se encargaba de armar los atriles, cambiar las partituras y citar a los músicos en caso de serenata urgente).

            Aunque su fama local era notoria, Campodónico empezó a ganar popularidad en el ámbito nacional gracias a piezas como: “Herminia” , “Yo te amo”, “Lagrimas de Amor”, “Margot”, “ Mi güerita” y su vals más famoso: “Club Verde”.

            “Club Verde” fue compuesto en honor al Club antirreeleccionista “García Morales”, que, ataviado en color verde, intentaba oponerse en contienda electoral al ya conocido partido rojo, el del “mal gobierno” en Sonora.  Corría el año 1901, y aunque el Club no logró su cometido, su himno de campaña apasionó a chicos y grandes. El vals fue prohibido por las autoridades porfiristas locaales; incluso tararearlo era causa de encarcelamiento.

            De 1910 a 1915, el “Champ”, dirigió la Banda de música del Estado y debido a la Revolución Mexicana tuvo que emigrar a los Estados Unidos. Compuso más de dos mil quinientas obras musicales, en su mayoría valses (mil aproximadamente). Murió el 7 de enero de 1926, en Douglas, Arizona. A 90 años de su partida se le recuerda como el campeón del vals y la alegría.