Reto al Tepozteco, identidad de un pueblo mágico

Morelos - Cultura

Tepoztlán, ""lugar del hacha de cobre"", es uno de los Pueblos Mágicos reconocidos a nivel mundial por su belleza, misticismo, riqueza natural, entre otras cualidades. Cada mes de septiembre Tepoztlán celebra una de sus tradiciones más ancestrales: el Reto al Tepozteco.

El reto al Tepozteco o ""Ecaliztli Ihuicpan Tepuztecatl"" no es una competencia o rally donde debes poner a prueba tu condición física para ganar un trofeo, se trata nada más y nada menos que de una representación teatral basada en un antiguo guión escrito en náhuatl que recuerda el cambio del politeísmo al catolicismo de los antepasados de esta región. Se realiza cada 8 de septiembre con una ceremonia de velación en la pirámide ubicada en la cima del cerro y finaliza con el bautizo a Tepoztécatl, último tlatoani, en un escenario colocado en la plaza cívica.

La leyenda cuenta que Tepoztécatl, señor de Tepoztlán, quien ante la llegada de los españoles y con ellos la nueva religión, aceptó convertirse al cristianismo después de perder la prueba de fe que le impuso Fray Domingo de la Anunciación, de la orden de los dominicos, la cual consistía en que ambos lanzaran desde lo alto del templo a sus dioses: Ometochtli representado en piedra y Jesucristo representado en una cruz de metal. Al caer desde lo alto, la figura de piedra se rompió en pedazos y la cruz de metal quedó intacta. Tepoztécatl perdió el reto y fue bautizado en las aguas del arroyo que nace al pie del cerro del Tepozteco y donde actuamente se ubica un monumento de piedra conocido como la Cruz de Axihtla o del Bautisterio.

Como los señores de Cuauhnáhuac, Tlayacapan, Yautepec y Cuautla reclaman por esta traición e incluso trataron de ser convencidos también por el tepozteco, esto facilitó la evangelización de gran parte de la población en la región y por tal motivo los habitantes de éstos lugares también se identifican con la representación teatral.

A través de una convocatoria del Ayuntamiento, se selecciona al personaje del Tepozteco y resto de participantes de cada año. El recorrido es también una fiesta y espectáculo visual que se lleva a cabo desde los años veinte acompañado por doncellas, vasallos, frailes, música, danzas ceremoniales y donde muchos de los diálogos son en náhuatl.

Durante estas fechas también se conmemora a la Natividad de la Virgen María, patrona de Tepoztlán, por lo que el pueblo está plagado de juegos mecánicos, fuegos artificiales, vendimia y muchos visitantes nacionales e internacionales.

No dejen de  disfrutar de esta y otras grandes festividades de nuestros pueblos, ya que sólo así se mantendrán las tradiciones y costumbres que tanto enorgullecen al país.