Primer intento de independencia, 1808

Aires libertarios - Hechos

La invasión napoleónica a España en mayo de 1808, seguida por las abdicaciones de los reyes Carlos IV y Fernando VII y el ascenso al trono de José Bonaparte, llevaron a los españoles a luchar por su independencia en contra de los franceses ya que no aceptaban semejante imposición. 

En las colonias de América, los acontecimientos causaron gran conmoción por sus implicaciones políticas: los criollos consideraron que el momento era propicio para buscar la independencia. En la ciudad de México, este grupo que formaba parte del Ayuntamiento, y tenía influencia sobre el virrey, consideró que con el rey de España preso, la soberanía regresaba al pueblo y que debía ser ejercida por las autoridades constituidas, lo cual significaba, sin más, la independencia. 

José de Iturrigaray se sumó a la propuesta de los criollos del Ayuntamiento que eran encabezados por Francisco Primo de Verdad, ya que los españoles avecindados en la Nueva España querían destituirlo. La intención era llamar a cortes para que los representantes del pueblo y de los distintos estratos expusieran su opinión sobre la situación en España. 

Frente a la posibilidad de que los criollos pudieran proclamar la independencia, los españoles avecindados en la Nueva España se opusieron y el 15 de septiembre de 1808 dieron un golpe: aprehendieron al virrey y encarcelaron a Primo de Verdad, quien días después amaneció muerto. Con esto fracasó el primer intento por alcanzar la independencia.