Parroquia de la Purísima, Etzatlán

Jalisco - Cultura

La imposición de la fe cristiana en nuestras ancestrales poblaciones se refleja siempre en la construcción del templo católico sobre las estructuras piramidales prehispánicas, Etzatlán es un buen ejemplo de ello.

 

En el pueblo de Etzatlán, ubicado en la región Valles de Jalisco, se erigió hacia 1540, el templo y convento franciscano dedicado a la Purísima Concepción. El cronista del lugar afirma que fue levantado sobre la pirámide dedicada al Sol, que el santuario está sobre la pirámide de la Luna y la plaza sobre el juego de pelota.

 

Guarda en su interior objetos muy preciados, como la pila bautismal hecha en 1541 por artistas indígenas y una imagen del Señor de la Misericordia, proveniente de Pátzcuaro, elaborada en caña de maíz. La puerta del templo se ve enmarcada en cantera, y en el remate tiene un arco pronunciado; sus dos torres son del siglo XIX y presentan formas muy contrastantes.