De tiempos de don Porfirio: el Palacio de Correos

Arquitectura

Desde hace más de un siglo, en la calle de Tacuba Núm.1, esquina con Eje Central, se encuentra el Palacio Postal, también conocido como el Palacio de Correos. A continuación algunos datos sobre la historia del servicio postal mexicano y su majestuoso edificio.

1. En 1621 se estableció el Correo Mayor de la Nueva España en su primera sede, a espaldas de Palacio Nacional. En 1765, se cambió de sitio al número 11 de la calle de Santa Teresa ""La Vieja"" (hoy República de Guatemala). La tercera sede se estableció en 1788, en la calle de San Francisco Núm.10 (hoy Madero 33). Estando en esa sede el nombre cambió a Administración General de Correos. En 1852 se trasladó a un anexo de la Antigua Casa de Moneda (hoy calle de Moneda), al costado del Palacio Nacional y para 1901, se cambió el nombre a Dirección General de Correos y finalmente, por decreto presidencial cambia en 1986 a Servicio Postal Mexicano.

2. La Quinta Casa de Correos o Palacio Postal fue inaugurada por el general Porfirio Díaz, el 17 de febrero de 1907. Fue necesaria su construcción debido al desarrollo del servicio postal, que para 1900 tenía un movimiento anual de 134,631,009 piezas postales, contaba con 1972 oficinas y tenía un presupuesto de 2'178,593 pesos. En la ceremonia de inauguración, Díaz depositó dos tarjetas postales con la imagen del nuevo Palacio.

3. En este sitio se ubicaba el edificio del antiguo Hospital de Terceros de San Francisco, construido en 1761 por los franciscanos para atender a los miembros de la orden. Fue demolido en 1900 para poder iniciar la nueva construcción en 1902.

4. El concepto del edificio estuvo a cargo del italiano Adamo Boari, quien también diseño del Palacio de Bellas Artes; el ingeniero Gonzalo Gurita fue el encargado de su construcción. El edificio consta de cuatro pisos y es de estilo ecléctico, plateresco isabelino y gótico veneciano. Los materiales usados fueron traídos de muchas partes de México y de Europa.

5. En el exterior se usó piedra de cantera blanca de Pachuca; las gárgolas y detalles de bronce así como los adornos de mármol en el interior del edificio fueron elaborados en Florencia, Italia; las columnas que se asemejan al mármol fueron construidas con una técnica a base de yeso, conocida como escayola. Llaman la atención los frescos de Bartolomé Calloti, que hacen referencia al correo. No se escatimo en los detalles y el costo total de la obra fue de 2’921,009.94 pesos.

6. El reloj monumental de la torre principal fue importado de Alemania por la Joyería ""La Perla""; en sus buenos tiempos se escuchaba a cuatro kilómetros a la redonda. Este maravilloso reloj es una mezcla de mecanismos de cuerda con aparatos eléctricos y transmisiones hidráulicas con sistemas de frenos de aire, poleas, contrapesos y cables, y un carrillón de seis campanas. Pesa 700 kilos y el costo fue de 7500 pesos, por supuesto, de aquel año.

7. Los trabajos de restauración del Palacio Postal iniciaron en 1996 y concluyeron en 2002. CONCULTA recomendó al arquitecto Juan Urquiaga para devolver la grandeza del edificio. Se basaron en los planos de Adamo Boari para reformar cada esquina del Palacio, que con sus cuatro pisos, hacen un total de 12,500 metros cuadrados.

8. Actualmente en el edificio se encuentra un museo postal que expone buzones, valijas utilizadas por los carteros de la época, así como una exposición filatélica. El Palacio sigue brindando los servicios de correspondencia que no han dejado de funcionar desde 1907 y está abierto incluso sábado y domingo.

9. El cuarto piso alberga el Museo Histórico Naval. Se pueden apreciar maquetas, fotografías y óleos de las diferentes épocas de la navegación en México. Representaciones de pasajes históricos, como la defensa del fuerte de San Juan de Ulúa, el bombardeo que sufrió el puerto de Veracruz, buques de la Armada Mexicana y el hundimiento del buque ""Potrero de Llano"", por mencionar sólo algunos.

10. El Palacio Postal es uno de los más bellos edificios que adornan las calles del Centro Histórico de la ciudad de México. El 4 de mayo de 1987 fue declarado Monumento Artístico de la nación.