La música en tiempos de la invasión

Música - Obras

Por: Gerardo Australia

Gracias a las mal llevadas relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos, durante el problemático gobierno de Victoriano Huerta, a mediados de abril de 1914, el puerto de Veracruz se vio recibiendo cañonazos sin discreción por parte del vecino del norte, quienes aprovechando la evidente desorganización de los locales, pues México padecía sus guerras intestinas, ocuparon el significativo puerto por los siguientes siete meses.

Durante ese periodo en E.U. se transmitió por radio el primer comercial en la historia (1 de julio 1914), cuyo locutor fue acompañado con músicos en vivo. En México la gente “bonita” seguía siendo entusiasta de la ópera y la zarzuela, pero las revueltas bélicas se encargaron de ahuyentar a las compañías extranjeras, por lo que prácticamente México se quedó sin música “culta” durante ese tiempo; pero no sin música popular, que surgía a través de la metralla en forma de Corrido.

Y mientras los yanquis cantaban la popular It´s a long way to Tipperary, canción de origen irlandés que se hizo famosa por los batallones ingleses que la cantaban marchando a principios de la Primera Guerra Mundial, en México se aplaudía el corrido del inquieto viejecito Samuel Margarito Lozano, El "Triunfo de Carranza" donde se cantaba (escuchar aquí):

"Ya se fue Huerta de aquí,

fuera de nuestra nación…

ya se fue para la…. China,

a traer changos del Japón."

Y mientras en México no se ponían de acuerdo y había dos presidentes, uno en Veracruz (Carranza) y el otro en la capital, el compositor zacatecano Manuel M. Ponce componía su bellísimo vals Estrella (escuchar aquí). Al mismo tiempo los vecinos del norte no dejaban de cantar By the beatiful sea (escuchar aquí), de Harry Carroll, un foxtrot que las damitas disfrutaban mucho enseñando muslito a orillas del mar.

Ese 1914, en México se estrenó el primer arreglo para orquesta de la canción revolucionaria La Adelita, hecho por el español Felipe Alonso, mientras en E.U se cantaba a grito pelón la exótica Aba Daba Honeymoon, publicada por Arthur Fields, cuyo coro recitaba “Aba daba daba daba daba daba dab” y nada más (escuchar aquí).

Entonces en México el maestro Rafael Gascón, colaborador musical de José F. Elizondo, autor de la controvertida obra de teatro El país de la metralla (ver aquí), se escondía de las autoridades pero no dejaba de componerle marchas a Pancho Villa, mientras más allá de la frontera de México, todo papá norteamericano comezaba a llorar a sus hijos que se iban a la terrible guerra en Europa con la canción When You're a Long, Long Way from Home, de Sam M. Lewis y Geo Meyer (escuchar aquí).