José Gorostiza

Tabasco - Cultura

Llamado ""el poeta de la inteligencia"". Piedra angular del grupo de la revista Contemporáneos. Profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México y miembro del servicio diplomático. Autor de Muerte sin fin, poema canónico en nuestro idioma.
En él se asienta, ahonda y edifica,
cumple una edad amarga de silencios
y un reposo gentil de muerte niña.
José Gorostiza Alcalá nació como Carlos Pellicer en San Juan Bautista, actualmente Villahermosa, el 10 de noviembre de 1901. La familia decide buscar mejores oportunidades y se trasladan a la ciudad de Aguascalientes; de estudiante en el Instituto de Ciencias del Estado comienza su voluntad creadora a rendir frutos, a tal punto, que se convierte en el Presidente de la Sociedad de Alumnos.
Nuevamente marcha de ciudad, ahora a la capital mexicana, aquí se contacta con Carlos Pellicer, Torres Bodet, Ortiz de Montellano y González Rojo; sus autores favoritos serán Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y Ramón López Velarde -su maestro desde la preparatoria- con quien establece una excelente amistad.
A los 19 años, cuando cursa el primer año de jurisprudencia, se hace cargo de la familia al perder a su padre; Vasconcelos le apoya con la jefatura de la revista El Maestro. Siempre mesurado, meticuloso, no publica nada si antes no es revisado una y otra vez.
Finalizando la década de los veinte, los que pertenecen al Estridentismo atacan a los Contemporáneos de Gorostiza hasta al grado de llamarles poco viriles y de preferencias sexuales desviadas; el diputado Manuel Maples solicita que sean perseguidos legalmente los Contemporáneos y el poeta se desilusiona regresando a su habitual hermetismo.
José Gorostiza ocupó varios cargos oficiales: en el Consulado de México en Gran Bretaña, Director General de Asuntos Políticos ante la ONU, Secretario de Relaciones Exteriores, y Presidente de la Cámara Nacional de Energía Nuclear.
Mas en la médula de esta alegría,
no ocurre nada, no;
sólo un cándido sueño que recorre
las estaciones todas de su ruta.
Recibió el Premio Nacional de Letras en 1968. Con sus dos obras fundamentales: Muerte sin fin y Canciones para cantar en las barcas es considerado el más fuerte representante del grupo de los Contemporáneos.
Murió en la Ciudad de México el 16 de marzo de 1973.
(Se utilizaron fragmentos del poema Muerte sin fin).