Fósiles de Tequixquiac

Estado de México - Cultura

La región de Tequixquiac, situada al norte de Zumpango, posee algunas de las rocas volcánicas más antiguas de la Cuenca de México, de millones de años, de la era del Oligoceno. Entre estos estratos, cuando en el siglo XIX se realizaban las obras de excavación del Tajo de Tequixquiac, con el fin de desaguar la Cuenca de México, fueron localizados fósiles de animales prehistóricos de la era geológica del Pleistoceno, como los restos óseos de mamut, caballo, bisonte, mastodonte, camélido, gliptodonte y otras especies carnívoras que datan de al menos 40,000 años de antigüedad. Pero lo más importante aquí fue el hallazgo de una de las primeras muestras del arte primitivo de América: el llamado Sacro de Tequixquiac, que consiste en el hueso de un camello labrado en forma de cabeza por algún artífice, hace 12,000 años. Además, fueron descubiertos restos humanos del Holoceno, de hace unos 20,000 años, entre instrumentos de piedra usados para la caza. Actualmente estas piezas son exhibidas en el Museo de Antropología de la Ciudad de México.