Crítica, transición y vida cotidiana en El Periquillo Sarniento

Aires libertarios - Vida Cotidiana

La novela de José Joaquín Fernández de Lizardi, El Periquillo Sarniento, ha sido calificada como fundacional en las letras mexicanas, pero fue escrita en 1816. Es, por tanto, un testimonio de la transición social del Antiguo Régimen a una sociedad que intentaba ser moderna e ilustrada, por lo menos las élites intelectuales. Fernández de Lizardi, gacetillero y polemista profesional, criticó el estilo de vida novohispano, su educación anticuada, la moral rígida de las beatas, las supercherías del pópulo, el sistema de justicia y los castigos corporales.

El Periquillo Sarniento relata la vida y hechos de Pedro Sarmiento, un criollo novohispano, educado bajo las normas morales de la época y sometido al sistema religioso de educación. Ante la muerte del padre, la displicencia de la madre y la poca convicción del hijo para el estudio o el trabajo, la casa familiar decae rápidamente. La herencia que le legaron pronto se despilfarró en calaveradas juveniles, fiestas, banquetes y bailes. Ante la falta de dinero, el Periquillo Sarniento juega, apuesta, gana, pero también pierde grandes cantidades. Como cualquier lépero, conoce hospitales debido a grescas de borrachos, la cárcel por mendigar, hurtar y convivir con ladrones. El protagonista pasa de una experiencia trágica a una aventura épica, todo ello aderezado con una narrativa llena de ironías, críticas o reflexiones sobre los usos y costumbres de la sociedad de entonces. La pluma de Lizardi retrata a los sectores de la época con igual puntería: criollos, españoles, castas e indios.

El Periquillo recorre el país, conoce toda clase de personajes: escribanos, peluqueros, médicos, méndigos, ladrones, comerciantes, curas, militares y hasta asesinos. La novela es una ventana a la vida cotidiana de los sectores populares de la sociedad novohispana. También es una instantánea de un pasado y de sus costumbres. El lector contemporáneo puede apreciar que muchos de los males que Lizardi criticó aún aquejan a nuestra sociedad, a casi 200 años de ser publicada. Escrita para evidenciar lo absurdo de costumbres arcaicas tanto para la sociedad como para la familia, la novela de Lizardi educó a generaciones de mexicanos en los ideales de la modernidad: el progreso material, científico y cultural. Producto de un período de transición social, El Periquillo Sarniento es un panfleto picaresco e irónico contra una sociedad arcaica, que se vanagloria de su atraso y celebra su ignorancia.