Cristóbal Colón: conjeturas y polémicas de una biografía

El siglo de la conquista - Hechos

El descubridor de América, Cristóbal Colón, fue un aventurero que cambió al mundo. Sin proponérselo, sus hazañas fueron trascendentales en la concepción del globo terráqueo desde la óptica occidental, y modificaron por completo las dinámicas de los dos hemisferios. El personaje ha despertado el interés de un gran número de personas a través de la historia, sobre todo porque dejó muy pocos datos sobre su vida y ello ha motivado una gran cantidad de especulaciones en torno a su lugar de nacimiento, su vida, su origen, su descendencia e incluso el lugar de su muerte. Aunque con el paso del tiempo se han encontrado más y más registros que arrojan datos sobre su biografía, las polémicas en torno a su vida no han cesado.

La primera interrogante sin una respuesta obvia fue su lugar y fecha de nacimiento. Las teorías en torno a esta cuestión se expresaron con motivo del IV Centenario del descubrimiento de América en 1892. Con motivo de la conmemoración histórica de este año, y sobre todo por el interés de las naciones por agenciarse el honor de decir que Cristóbal Colón había nacido en sus tierras se dijo que era portugués, marroquí, catalán, gallego, griego, mallorquín e incluso londinense.

Actualmente la postura más aceptada es que Colón nació en Génova, Italia, pues en un Acta de Mayorazgo él mismo escribió sobre su origen genovés. También el testamento de su hijo Hernando Colón afirma este mismo origen. Sin embargo Cristóbal Colón no solía utilizar la lengua italiana en sus escritos, y eso despertó suspicacias sobre sus primeros años y educación. Se ha afirmado que se educó en Portugal aunque tampoco solía hablar ni escribir en portugués, sino en castellano. Armando las piezas del rompecabezas se sabe que vivió en Portugal y se casó en Lisboa con Filipa Moniz, pero ella fue acusada de conspirar contra el duque de Viseu y contra la Corona lusa por lo que ambos debieron huir hacia España. Colón ya había viajado a Guinea, y en ese momento se perfilaba su destino como almirante y vasallo de los Reyes Católicos.

La fecha del nacimiento de Cristóbal Colón se ha deducido a partir de la abundante correspondencia que compartió con la Corona española y demás documentos. Se ha afirmado con insistencia que nació entre agosto y octubre de 1451 por un documento sobre una breve estancia que hizo en Lisboa en 1478, donde se cree que tenía entre 27 y 28 años. Sin embargo, hay historiadores que aseguran que fue entre 1445 y 1446, por las pistas que ofrece su testamento y el cálculo de que murió a los sesenta años.

Otra polémica es la de su linaje. A raíz de la incesante búsqueda de documentos que arrojen pistas sobre los diferentes episodios de su vida, se ha tratado de argumentar que su apellido provenía de los Colonus, Collone y Colombo. La tesis genovesa, que es la más aceptada, afirma que la familia Colón cambió el apellido por Colombo en Portugal, y el verdadero nombre del descubridor (que se hispanizó como Cristóbal Colón) es Cistoforo Colombo; también que nació en una familia de tejedores siendo sus padres Domenico Colombo y Susana Fontanarossa.

El lugar donde descansan los restos del almirante ha sido otra fuente de polémica que recientemente ha sido abordada científicamente; en 2003 el gobierno español financió el análisis forense antropológico de los restos de Colón conservados en la catedral de Sevilla. Si bien hay pruebas documentales de que efectivamente éstos son los restos del almirante, el hallazgo de una cripta con inscripciones alusivas al navegante en la catedral de Santo Domingo (República Dominicana) en 1887, ha sido fuente de una disputa histórica sobre el lugar en donde yacen los verdaderos restos del descubridor de América.

La Universidad de Granada dirigió las investigaciones, que incluyeron el estudio del ADN de los restos y la comparación con la carga genética de su hijo Hernando. El resultado de este examen fue positivo, y así España argumenta con pruebas científicas que posee los restos verdaderos de Cristóbal Colón, aunque los investigadores no descartan la idea de que los que se encuentran en República Dominicana también sean verídicos, pues es viable que una parte se haya trasladado allí.

Sin embargo, el gobierno dominicano no se ha mostrado interesado en colaborar con estas investigaciones, por lo que en la actualidad sólo se puede afirmar con certeza que los únicos restos certificados de Cristóbal Colón están en España.