Carlos Pellicer en sus palabras

Literatura - Personajes

1. “La alegría del idioma ha hecho de mí un poeta que ama su oficio, su arte, la suntuosidad, porque en mi sangre hay noches mayas y días mediterráneos”. La alegría del idioma, 1953.

2. “Los versos tienen ya los ojos fijos./ La actitud se prolonga./ De las manos / caen papel y lápiz. Infinito / es el recuerdo”. De Recinto, 1941.

3. “A los once años escribí los primeros versos y fueron inspirados por el sacrificio de nuestro libertador don Miguel Hidalgo- Tres años después descubrí el paisaje y también hice unos versos”.

4. “Me buscaré entre los árboles, enloquecidos/ por el silencio de una cosa tras otra./ No me hallará en la altiplanicie deshilada/ sintiéndola en la fuente de una rosa”, Tema para un nocturno.

5. “Yo soy un ser vital, muy a pesar de mis paludismos tabasqueños. Vital por fuera y por dentro. El deporte de montaña como expresión corporal y mi fe religiosa, como expresión espiritual”. La alegría del idioma, 1953.

6. “No tengo tiempo de mirar las cosas/ como yo lo deseo./ Se me escurren sobre la mirada/ y todo lo que veo/ son esquinas profundas rotuladas con radio/ donde leo la ciudad para no perder tiempo.” De 6,7 poemas, 1924.

7. “Cuando yo andaba en mis ocho años mi madre nos leía […] los versos de Juan de Dios Peza y de Rosas Moreno, y los leía considerando palabras y versos en su acción sonora. Desde entonces me quedó el gusto, para siempre, no sólo el gusto, sino lo que yo llamo la alegría del idioma” La alegría del idioma, 1953.

8. “Hace un momento,/ mi madre y yo dejamos de rezar./ Entré en mi alcoba y abrí la ventana. / La noche se movió profundamente llena de soledad. /El cielo cae sobre el jardín oscuro/ y el viento busca entre los árboles/ la estrella escondida de la oscuridad”. Nocturno a mi madre, 1949.

9. “Sólo el arte goza de una especie de modesta eternidad. Es lo único que queda en pie después de desaparecida históricamente una cultura. Pero el arte en libertad. No por consigna”. La alegría del idioma, 1953.

10. “Si yo pudiera atarte con mis propias arterias/ y ya libre echarme a buscar la sangre/ -tu sangre-/ esmeralda en la garganta del aire/ de las praderas hábiles”. (1931)

11. “Un soneto de amor que nunca diga/ de quién y cómo y cuándo, y agua dé a/ quien viene por noticia y sí lea clave caudal que sin la voz lo consiga”. Fin del nombre amado, 1941.

12. “Naturalmente que el mundo es malo; pero es hermoso. Y es malo porque no queremos ser cristianos y el vertiginoso afán de propiedad lo hecha a perder todo”. La alegría del idioma, 1953.

13. “Cuando hayan salido del reloj todas las hormigas/ y se abra –por fin- la puerta de la soledad,/ la muerte/ ya no me encontrará”, Tema para un nocturno.

14. “Mi geografía corporal está formada por Tabasco, donde nací, y el Valle de México donde ha pasado la mayor parte de mi vida. Tengo así un pie entre el agua y otro en el aire. La postura no es muy recomendable”.

15. “Yo que de Tabasco vengo/ con ríos en la garganta,/ no al collar luceros caen/ crecidos de una mirada,/ no lunas vistas con ámbares/ ni lunas vistas con nada,/ es sólo el sol que desguinda/ las gigantescas guirnaldas/ que entre pájaros y víboras / arriegan flores y danzas”.