Caminar en el espacio, un riesgo latente

Ciencia y Tecnología

El pasado 16 de julio, a las 5:57 de la mañana, hora de México, los astronautas Luca Parmitano de Italia y Chris Cassidy de Estados Unidos salieron al espacio por segunda vez en siete días, para realizar una caminata espacial de seis horas y media de duración en la que tenían proyectado realizar toda una serie de trabajos de mantenimiento en la Estación Espacial Internacional.

Esta era la caminata espacial número 23 en la era de la Estación Espacial desde que comenzó su construcción el 20 de noviembre de 1998, al ser lanzado el módulo ruso Zaryá, al que se le han ido agregando toda una serie de módulos y equipos rusos, norteamericanos, japoneses, italianos y de diversos países congregados en la Agencia Espacial Europea.

Pero una 1 hora  y 32 minutos después de iniciados los trabajos, el astronauta Parmitano reportó al Centro de Control que un líquido se estaba filtrando dentro de su casco.

Debido a que no era una situación considerada ""de rutina"" y que podría poner en riesgo la vida del astronauta, el Director de Vuelo, David Korth, tomó la difícil desición de cancelar la caminata espacial, poniendo en acción el protocolo de emergencia para el ingreso de los astronautas a la estación espacial.

""Hay algo en mis ojos y en mi nariz"", comentó  Parmitano. ""Es una gran cantidad de agua"", refiriéndose al problema de funcionamiento de su casco que ocasionó la formación de humedad y condensación de agua.

Al regresar de nuevo a la estación espacial, sus compañeros de la tripulación le retiraron el casco en muy pocos minutos siguiendo los procesos de emergencia para ocasiones como esta. Mientras procedían a retirarle el casco se pudieron apreciar gotas de agua flotando.

Poco tiempo después, el astronauta italiano describió a sus colegas que un extraño líquido que parecía provenir del interior de la parte trasera de su casco comenzó a acumularse en su interior hasta llegar a tener cerca de medio litro. ""Luca dice que el agua tenía un gusto raro"", dijo Cassidy a los científicos de la misión de control en Houston.

Esta es la primera ocasión que ocurre un hecho como así en lo que va de la construcción y mantenimiento de la Estación Espacial Internacional.

Desde los inicios de los viajes espaciales, en la década de los 60´s y durante el proyecto Gemini, astronautas como Genen Cernan (último hombre en caminar en la Luna) o Mike Collins piloto del Apolo 11, tuvieron serios inconvenientes durante sus caminatas espaciales.

Liga de interés:
Caminata espacial