Cambios en la delimitación territorial a través de los siglos

Estado de México - Geografía

Cuando los conquistadores españoles arribaron al actual Estado de México, el territorio estaba poblado mayoritariamente por gente de origen nahua, dominada por el gran Imperio Mexica. Entre estos grupos indígenas estaban los otomíes, matlatzincas, mazahuas y una pequeña franja al occidente perteneciente al Reino de Michoacán.

Desde el siglo XVI, la Nueva España quedó dividida en 23 provincias mayores. Cinco de ellas (México, Tlaxcala, Puebla, Antequera y Michoacán) formaron el Reino de México. La Provincia de México abarcaba todo el actual estado y se extendía desde la costa de Guerrero hasta el norte de Veracruz. Por otra parte existió la Audiencia y Chancillería Real de México1, creada en 1527 como tribunal de justicia para atender litigios territoriales.

En aspectos eclesiásticos, en 1530 surgió el Arzobispado de México. En 1786 fue creada la Intendencia de México, del tipo ""de ejército y provincia"" y abarcaba tanto la actual entidad mexiquense como otras entidades aledañas. En la Constitución de 1824, la Provincia de México fue convertida en uno más de los 17 estados que formó al nuevo país independiente, y aunque su territorio continuó con la extensión antigua de provincia, comprendiendo desde la costa del Pacífico, ahora ya no llegaba hasta el Golfo de México.

A lo largo del resto del siglo XIX, el territorio del Estado de México se fue reduciendo. En 1824 perdió lo que corresponde al Distrito Federal y en 1849 lo que hoy pertenece a Guerrero.

En 1865 el gobierno de Maximiliano dividió al país en 30 departamentos, entre ellos el de Toluca, que desaparecieron cuando triunfó Benito Juárez, quien formó los distritos militares de Hidalgo y Morelos. En la Constitución de 1917, el Estado de México quedó dividido por distritos y hoy lo conforman 122 municipios.

1La Real Audiencia y Chancillería de Valladolid fue un órgano judicial establecido por Enrique II de Castilla en 1371, con competencias sobre todo el territorio de la Corona de Castilla, a excepción de las propias de la Sala de Justicia (también llamada de las Mil y Quinientas) del Consejo de Castilla.