Obregón, Álvaro

La revolución - Personajes

(Hacienda de Siquisiva, Navojoa, Son., febrero 19, 1880 - Ciudad de México, julio 17, 1928)

La llave que abrió su camino hacia la presidencia de la república fue su extraordinaria carrera militar durante la revolución mexicana. Fue el único general que no conoció derrota alguna. Antes de abrazar la carrera de las armas había sido mecánico, tornero, profesor y agricultor. Pero nunca pisó las aulas de la instrucción militar, Obregón se hizo en los campos de batalla donde puso a prueba su talento natural, su extraordinaria memoria, su inteligencia y su carisma. Combatió la dictadura huertista; derrotó a los villistas (1915) cuando sobrevino el rompimiento entre revolucionarios y se rebeló contra el presidente Carranza por su intento de imponer a un candidato de su agrado (1920). Ocupó el poder del 1 de diciembre de 1920 al 30 de noviembre de 1924. Bajo su administración comenzó la reconstrucción del país luego de 10 años de violencia revolucionaria. Su mayor éxito fue haber impulsado el renacimiento de la cultura mexicana. Para ello, a instancias de José Vasconcelos, creó la Secretaría de Educación Pública. Desde el ministerio, Vasconcelos, el más notable de los ministros de su gabinete emprendió una cruzada educativa. La revolución dio a luz a la mexicanidad desconocida hasta entonces por los propios mexicanos y la obra cultural se dio a través de las letras, las artes, las música y los murales. Se negociaron acuerdos internacionales en materia bancaria para solucionar el problema de la deuda mexicana; se reconstruyeron vías férreas y caminos dañados por la guerra; se crearon leyes para iniciar el reparto agrario. 

El México de Obregón fue testigo de la creación de la primera central obrera de importancia: la CROM. Su administración, sin embargo, fue de claroscuros. La violencia se presentó una y otra vez para solucionar los conflictos políticos. Obregón fue acusado de vendepatrias por comprometerse, a través de los tratados de Bucareli, a no aplicar retroactivamente el artículo 27 constitucional en materia de petróleo en contra de las compañías extranjeras, a cambio de lo cual obtuvo el reconocimiento del gobierno de Estados Unidos. A finales de 1923, la violencia volvió a sacudir al país. Ante la imposición de Calles como candidato de Obregón para la presidencia, Adolfo de la Huerta se levantó en armas contra el gobierno. Entre 1923 y 1924, la vieja guardia de la revolución desapareció a manos del obregonismo. Los viejos generales fueron víctimas de la traición, del asesinato o del paredón de fusilamiento durante la revolución delahuertista. El caudillo entregó la presidencia el 1 de diciembre de 1924, pero buscó la forma de regresar. Luego de una reforma constitucional que permitió la reelección, Obregón ganó la presidencia en 1928 pero nunca llegó a ocupar el cargo, unos meses antes de su toma de posesión fue asesinado.