Alberto Ginastera. A 100 años de su nacimiento

Música - Personajes

Compositor, maestro y uno de los músicos latinoamericanos más destacados del siglo XX, Alberto Evaristo Ginastera, nació el 11 de abril de 1916. Su formación musical comenzó en la infancia, dentro de una familia de inmigrantes; “soy un hombre del mediterráneo nacido en Buenos Aires. Porque mis abuelos por parte de mi padre eran catalanes y por la parte de mi madre lombardos, del norte de Italia”.

            En 1938 se graduó en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires y poco después recibió una beca de la Fundación Guggenheim para viajar a Nueva York, en donde estudió con Aaron Copland; “una vez que el compositor ha llegado a dominar su técnica, el segundo problema es encontrarse a sí mismo”.

            En su propia búsqueda, regresó a Argentina para fundar y dirigir el Conservatorio de la Provincia de Buenos Aires y de la Facultad de Música de la Universidad Católica Argentina. También fue maestro y director del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales del Instituto Torcuato Di Tella.

Ginastera es un exponente del eclecticismo musical, siempre sintetizando la tradición y la vanguardia: “Lo que hay que evitar es el folclorismo, simple, epidérmico, y sobre todo la cosa comercial que en nuestros países causa tantos males”.

            Su estilo se divide en tres periodos que él mismo bautizó como nacionalismo objetivo, que se caracteriza por la presencia de elementos folclóricos; nacionalismo subjetivo, que integra la música académica marcada por la influencia de sus estudios en Nueva York, y  neoexpresionismo,  en donde adopta de la técnica dodecafónica.

            Los ballets Panambí y Estancia, la ópera Bomarzo y las obras orquestales Ollantay, Fausto Criollo y Popol Vuh son algunas de sus obras más reconocidas. “El artista debe ser un exponente de la sociedad, exponente de un pueblo, exponente de una cultura determinada; y entonces, tiene que tener una comunicación con su pueblo y si es posible salir de los límites territoriales de su país, ser el exponente de su pueblo frente a los otros pueblos”.

            Entre otros reconocimientos, fue distinguido por el Gobierno de Francia con la Orden de las Artes y las Letras, designado Doctor en Música por la Universidad de Yale; miembro de la Academia Brasileira de Música, de la Facultad de Ciencias Artes Musicales de la Universidad de Chile y de la Academia de Artes y Ciencias de Bostón. Murió el 25 de junio de 1983, en Suiza.

*Las citas entrecomilladas fueron tomadas de la entrevista realizada por José Antonio Alcaraz para Proceso, No 193, 14 de julio de 1980.