Marina, ¿villana de la conquista?

El siglo de la conquista - Hechos

""Y entrando la tierra adentro, [Cortés] la fue poco a poco poniendo en sujeción… atrayendo a unos de paz mediante la lengua de Marina o Malinche, india captiva que Dios le deparó"", escribió fray Gerónimo de Mendieta.

Doña Marina, conocida como La Malinche, es uno de los personajes más controvertidos de la historia de México. Su nombre inspiró el término ""malinchismo"" que ha sido sinónimo de traición y sumisión ante lo extranjero.

Malinalli creció como niña esclava de Uxmal y después fue regalada al señor de Potochán. Era una de las veinte esclavas que el señor de esas tierras entregó a Hernán Cortés en señal de sumisión. Recibió de los españoles el bautismo y fue renombrada Marina.

Su conocimiento de la lengua maya y el náhuatl, la convirtió en ""la lengua de Cortés"", ella traducía del náhuatl al maya y Jerónimo de Aguilar del maya al español. Por medio de ambos, los españoles propagaban a los pueblos que estaban libres del tributo que pagaban a Moctezuma, y elogiaban la grandeza del rey de España y las bondades del cristianismo.

Marina, quien sólo conocía como forma de vida la esclavitud, se sabía indispensable para los españoles que la trataban con deferencia y protección. Supo aprovechar sus facultades de intérprete para asegurar su posición con los españoles y dejó pasar las oportunidades que se le presentaron para traicionarlos.

El hecho más representativo de la lealtad incondicional de Marina fue, sin duda, que pudo haber ocultado a los españoles que serían traicionados en Cholula, sin embargo, no  dudó en que su deber era enterar a Cortés de la emboscada que se urdía. Lo que pudo ser una matanza de españoles se convirtió en la atroz matanza de Cholula, en la que españoles, totonacas y tlaxcaltecas mataron en una sola noche a miles de cholultecas.

Marina estaba unida a Cortés y a su suerte; era a él a quien los indígenas llamaban Malinche o Malitzin, términos utilizados para indicar pertenencia. El papel de Marina en la historia de la conquista no se limitó a sus facultades lingüísticas, también fue quien dio a luz al primer hijo ilegítimo y mestizo de Cortés.

La historia de Doña Marina está llena de leyendas y suposiciones; los datos sobre su lugar de nacimiento no son precisos, se sabe de su muerte por documentos que gestionó su viudo para volver a casarse; no hay noticias de donde reposan sus restos, ni el motivo de su muerte.

Cierto es que su papel de intérprete fue de suma importancia para las negociaciones de Cortés, pero eso no la hace responsable del éxito de la conquista. Las alianzas militares con los pueblos sometidos por Tenochtitlan, la ambición de los españoles e incluso la epidemia de viruela, también fueron factores que determinaron el fin del imperio azteca.