Restaurante Alcalde

Recetario

Este es un título que había guardado. En casi 5 años que tiene Jitomate, me había reservado el derecho a catalogar un lugar como el Mejor. Estoy convencido que en gustos se rompen géneros, pero para mí, no había una oferta en Guadalajara que valiera un título de excelencia. Hace un par de semanas, fui por primera vez a comer al Restaurante Alcalde. El lugar, su comida, su propuesta, su servicio, todo me encantó, y el día de hoy, publico y digo sin lugar a dudas, que el Restaurante Alcalde, es la mejor propuesta gastronómica que hay en Guadalajara.

¿A qué llamo ""el mejor""?

El Restauranta Alcalde es un lugar sencillo, unas características luces de de colores, algunos cuadros, fotografías y finos detalles como las servilletas bordadas con su cuchillo de chef, permiten que el lugar te de la bienvenida sin sentirte intimidado o incómodo.

La atención , tal como el nombre promueve, es FRANCA. A diferencia de otros lugares populares o de moda, los meseros tienen un interés sincero en que pases un buen rato. Llegas a tu silla, y antes de pedir siquiera tus bebidas, ya has comenzado una buena experiencia.

Llega el menú, impreso en una hoja sin pretenciones, describiendo los platillos, comienzas a darte cuenta de la verdadera oferta del Alcalde. Notas algo diferente, diferente e interesante. Ingredientes y descripciones que, por un lado resultan familiares pero al mismo tiempo nunca habías visto en otros lugares; jocoque, cecina, verdolagas, jícama y requesón.

El Pulpo.

Antes de llegar al Alcalde, había escuchado 3 cosas, que era caro, que los platillos estaban chicos y que debía pedir el pulpo. No podía hacer mucho al respecto de las primeras dos así que me concentré en el pulpo, una ensalada y una tostada de atún para empezar. Pedí también unos frijoles puercos, un lechón confitado y un lomo (no, no fue nomás para mí). Todo acompañado, primero de unas cervezas artesanales, y posteriormente por unos mezcales, sugeridos por el mesero.

Alguna vez comenté, que me parecía ridículo el número de restaurantes Argentinos en Guadalajara. También he afirmado que hoy en día, es más fácil conseguir un Spaghetti ai Frutti di Mare que un mole o un pipián decente. Francisco Ruano, Chef del Alcalde, está cambiando eso.

Hace varios años ya, el Sacromonte hizo mucho ruido, al ofrecer sus quesadillas con pétalos de rosa, sin embargo, la cocina en Guadalajara parecía estancada. Seguíamos encontrando riquísimos tacos y birria en los mercados y fondas, intentos de cocina fusión como en la i Latina. Sin embargo, por alguna razón, no había un lugar donde se aprovecharan los sabores de la cocina mexicana tradicional y se llevaran a un nivel diferente, se hicieran lucir. Decenas de chiles, quesos y texturas diferentes que nadie, por alguna razón presentaba en su menú.

En Alcalde, los ingredientes de todos los días, toman una nueva vida y se transforman en una cocina nueva, fresca y diferente. Mezclando ingrendientes regionales, de temporada, el Alcalde regresa al sabor de México. Explorando algo tan sencillo como el chinchayote, la tuna, el jocoque y el chicharrón. Se crean nuevas y al mismo tiempo conocidas experiencias de sabor.

¿Por qué era difícil encontrar pitallas y tunas en los restaurantes de Guadalajara?  Pudo haber sido por un incomprensible menosprecio a los sabores mexicanos, o por pensar que eran ingrendientes destinados a la cocina económica o de fonda . Pero el Alcalde, está el día de hoy haciendo gala de una creatividad sin paralelo.

Un lugar sencillo, un excelente trato y una deliciosa y sobretodo original propuesta culinaria son los factores que me permiten recomendar el Restaurante Alcalde, y catalogarlo como el mejor lugar en Guadalajara al día de hoy.

Finalmente, me faltó comentar sobre las dos impresiones restantes que tiene la gente: caro y con raciones pequeñas. Yo no como poco y una entrada con su plato fuerte fueron mucho más de lo que me hubiera esperado. En realidad las raciones me parecieron MUY bien servidas (como se pueden ver en las fotos). Creo que el minimalismo a la hora de servir no es uno de los puntos que el Alcalde está tratando de presentar. Sobre el precio, no me pareció exagerado en lo absoluto. No es más caro que cualquier otro restaurante Argentino o medianamente bueno. Esto hablando del costo. El valor es una historia muy diferente la propuesta de sabores, y la experiencia culinaria que ofrece Alcalde, lo vale.

A todo esto podemos agregar, como una cereza en el pastel, que Francisco, resulta una persona super agradable y no es raro verle con una sonrisa de oreja a oreja en la cocina. Cocina Franca, una cocina hecha por amigos para amigos es lo que se percibe en el sazón. Enhorabuena por el restaurante Alcalde, no puedo esperar a regresar y ver que ingrendientes y sabores nos tienen para esta nueva temporada.

Saludos y Provecho!
Jitomate, Comidas y Bebidas...
Jitomate Tours