Nelson Mandela: el último de los grandes líderes

Nota Curiosa

Con el peso de los años y el peso de su historia, Nelson Mandela, uno de los grandes íconos de la lucha por la libertad y la justicia en el siglo XX, ha llegado al final de su vida. Aquí una puntual semblanza del último de los hombres buenos.

Linaje familiar. Nelson Madela nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, en la región de Trenskei, en Sudáfrica. Su familia pertenecía a la etnia xosa, miembros de la tribu Thembu de la que su abuelo había sido rey.

La escuela. Fue el primero de su familia en ser enviado a la escuela -tenía 7 años-. En su primer día de clases su padre le da uno de sus pantalones atándolos con una cuerda a su cintura. ""Nunca he tenido un traje del que me sintiera más orgulloso que los pantalones cortados de mi padre"" -escribió Mandela en El largo camino hacia la libertad.

El abogado. En 1939 comenzó la Licenciatura en Artes en la Universidad de Fort Hare, pero fue expulsado por unirse a una protesta estudiantil. 2 años después, huyó a Johannesburgo para escapar de un matrimonio ""arreglado"". Ahí conoció al líder activista Walter Sisulu quien le consiguió trabajo en un despacho de abogados, actividad que combinó con la carrera de Derecho en la Universidad de Witwatersrand, -una de las cuatro universidades que admitían estudiantes negros.

El apartheid. En 1944 Mandela se unió al Congreso Nacional Africano (CNA), fundado en 1912 para defender los derechos de la mayoría negra en África. Cuatro años después, entró en vigor el régimen de segregación racial conocido como apartheid.

La resistencia. A partir de 1952, Mandela y el CNA lanzaron la ""Campaña de Desafío"" contra el apartheid, que duró seis meses y durante la cual fueron arrestados casi ocho mil voluntarios, incluyendo a Mandela. Al año siguiente, el líder negro ya era un proscrito y no podía salir de Johannesburgo. En 1956, Mandela y 155 activistas del CNA fueron detenidos y acusados de traición, el juicio se prolongó hasta 1961 cuando todos fueron declarados inocentes. En 1960, el régimen del apartheid perpetraron una masacre en Sharpeville. Murieron 69 africanos y hubo más de 200 heridos en una manifestación. Mandela fue arrestado y encarcelado durante 5 meses y el CNA fue proscrito.

Cadena perpetua. Al año siguiente, Mandela huyó de Sudáfrica para buscar apoyo en el exterior. A su regreso fue arrestado por abandonar el país de manera ilegal y fue sentenciado a cinco años de prisión. Durante su encierro lo acusaron de sabotaje. Mandela fue enviado a la corte de Pretoria con otros diez colegas. Durante los seis meses que duró el Juicio de Rivonia expuso los motivos de su lucha. ""Me he dedicado a luchar por el pueblo africano… he alimentado el ideal de una sociedad libre y democrática… es un ideal por el que estoy dispuesto a morir"". Mandela fue hallado culpable y lo condenaron a cadena perpetua en las Isla Robben, una colonia de leprosos convertida en prisión de alta seguridad. En 1975, en prisión comenzó a escribir sus memorias: El largo camino hacia la libertad, publicado en 1994.

El símbolo. Durante los años setenta una nueva generación de sudafricanos se sumó a la lucha contra el apartheid: La Conciencia Negra. A partir de 1977, comenzó la campaña para liberar a Mandela que ya era reconocido como un símbolo de resistencia y tenacidad. Junto al rechazo internacional contra el Apartheid, en Sudáfrica activistas, sindicatos y estudiantes se unieron al movimiento llamado Frente Democrático Unido. El presidente Botha ofreció liberar a Mandela a cambio de detener las protestas, pero el líder africano se negó a ser libre si el pueblo no lo era.

Dos hombres de bien. La llegada al poder de F.W. De Klerk en 1989, cambió las circunstancias. Luego de 27 años de prisión, el presidente de Sudáfrica ordenó la liberación de Mandela. Además, De Klerk aceptó compartir el poder con los africanos y, a lado de Mandela, acordaron una nueva Constitución que contemplaba la diversidad racial y otorgaba la igualdad de derechos a todos los sudafricanos. En 1994, finalmente fue suprimido el Apartheid

Igualdad. En abril de ese año,  por primera vez en Sudáfrica, todos los grupos étnicos votaron en las primera elecciones democráticas. A los 75 años de edad, Mandela fue elegido presidente: el primer presidente negro de Sudáfrica. Durante los siguientes 5 años, Mandela trabajó para construir una ""nación arcoiris"", sin discriminación.

""Lo que cuenta en la vida no es el simple hecho de que hemos vivido. Es lo que hemos hecho en las vidas de otras personas lo que determina el significado de la vida que llevamos"". Nelson Mandela