La caída del muro de Berlín

Nota Curiosa

Era el año de 1945 y la Segunda Guerra Mundial había terminado. El mundo se dividió en dos bloques que representaban dos tipos de ideología: el fascismo y la democracia, y tras el conflicto aún existía temor de que pensamientos tan extremos como el que desencadenaron dos de los dictadores más sanguinarios de la historia, se siguiesen transmitiendo entre la población.

O al menos eso fue lo que argumentó el bloque soviético cuando decidió dividir Alemania por medio de un muro que levantó para proteger a la población del fascismo, ese demonio que conspiraba para evitar la construcción de un estado socialista en Alemania del Este; pero en realidad la gran muralla sirvió para impedir la migración durante el periodo posterior a la guerra.

La Guerra Fría, llamada así por la falta aparente de declaración de guerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética, provocó, entre otras cosas, el embargo de productos de alta tecnología en contra del Bloque del Este que dividía el muro. Esto hizo que se reforzaran las fronteras que poco a poco fueron dividiendo no solamente de manera física a Alemania, sino también de manera ideológica, política, cultural y económica. Así mismo, los productos básicos comenzaron a escasear y las condiciones de vida en la zona del Este bajaban más, haciendo que muchos habitantes buscaran empleo en el Oeste, por lo que la idea de levantar un muro resolvía el problema de migración para los gobernantes del Este, ya que los trabajadores se iban y evadían la ideología socialista.

La planeación de la construcción del muro ocurrió de forma secreta, y el Consejo de Ministros de la RDA decidió emplear a las fuerzas armadas para ocupar la frontera Berlín Oeste y construir el muro, el 12 de agosto de 1961. Durante esta noche se levantó el muro entero y se comenzaron a sellar los accesos a Berlín Oeste y se detuvieron todos los medios de transporte que comunicaban a ambas partes de la ciudad; el metro continuaba dando servicio pero no se detenía en las estaciones de la separación, las cuales se volvieron fantasmas.

En 1975 ya estaba completo el muro, pero también comenzó a construirse el ""Muro de la cuarta generación"", de hormigón armado, una altura de 3,6 m y conformado por 45,000 secciones independientes de 1,5 m de longitud; su costo fue de 16,155,000 marcos de Alemania Oriental, y también se protegía a la frontera por una valla de tela metálica, cables de alarma, trincheras para evitar el paso vehicular, una cerca de alambre de púas, torres de vigilancia y 30 búnkers.

Durante su existencia se contabilizaron unas 5,000 fugas a Berlín Occidental, aunque 192 personas murieron por disparos en su intento por cruzarlo, y otras 200 fueron heridas de gravedad. 57 personas pudieron escapar a través de un túnel de 145 m de longitud, y uno de los casos más conmovedores de intento de fuga fue el de Peter Fechter, quien intentó escapar con su compañero Helmut Kulbeik, pero Fechter no lo logró, pues fue tiroteado y murió desangrado el 17 de agosto de 1962 a la vista de los medios.

La noche del jueves 9 de noviembre de 1989 para amanecer al viernes 10 de noviembre, justo después de 28 años de la existencia del Muro de Berlín, fue destruido. Básicamente, las causas fueron las diversas medidas de presión y exigencias de libertad de quienes se encontraban cercados, pero su caída no ocurrió sin antes intentar regular las migraciones y los viajes a cualquiera de las zonas separadas por el muro.

Aún con todo esto, después del anuncio de prensa retransmitida por televisión, en donde se declaró que todas las restricciones habían sido retiradas, miles de personas creyeron que se podía pasar al otro lado sin trámite, así que se acercaron de inmediato al muro. Los guardas fronterizos no se atrevieron a disparar, y al final se abrieron los accesos, pero en realidad ni siquiera las tropas de control fronterizo ni los funcionarios encargados de estas regulaciones tenían información correcta y todo era un caos.

Los migrantes fueron recibidos en el Oeste con cerveza gratis y abrazos incluso entre desconocidos, y entre la euforia muchos escalaron el muro. Para el 9 de noviembre, los ciudadanos berlineses destruyeron el muro con todo lo que pudieran, como picos, martillos, y otros objetos caseros, mientras eran animados por el violoncelista Mstislav Rostropovitch. Esa es una de las imágenes más celebres de la caída del muro.

Datos curiosos

Se erigió el 13 de agosto de 1961.

Este muro medía 120 km de largo dividiendo a la ciudad de Berlín en dos partes.
Se erigió con la justificación de ser un muro de protección antifascista para evitar las agresiones occidentales, pero también se buscaba evitar la emigración masiva y la fuga de cerebros.

Una vez que comenzó la Guerra Fría, se convirtió en uno de sus símbolos más famosos, como también de la separación de Alemania.

Entre 1949 y 1961, cerca de 3 millones de personas abandonaron la ciudad desde Berlín Oriental, y tan solo en las dos primeras semanas de agosto de 1961 emigraron 47,533 personas.

No todo el mundo reaccionó de manera negativa al muro; el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, opinó que se trataba de una solución poco elegante pero mil veces preferible a la guerra, y Harold Macmillan, primer ministro británico, opinó que su construcción no era ilegal.

Algunos famosos como Roger Waters, Van Morrison, Scorpions, Ute Lemper, Marianne Faithfull, The Band, Cyndi Lauper y Bryan Adams realizaron un concierto para apoyar a una asociación creada para minimizar los daños de cualquier guerra o desastre natural en Europa.

Bodo Sperling, artista alemán, sugirió que se guardaran trozos del muro para crear una galería de arte urbano al aire libre, fundándose así la East Side Gallery en donde más de 100 artistas pintaron murales para rendir homenaje a la libertad.