La Gazeta de México

La Nueva España - Vida Cotidiana

El 14 de enero de 1784 surgió la Gazeta de México, editada por Manuel Antonio Valdés y Murguía, propietario de una empresa de alquiler de coches y considerado el mejor periodista de los siglos de la Colonia por la calidad y reflexiones en sus periódicos.

La primera versión de esta gaceta surgió el 1 de enero de 1722, por Ignacio María de Castorena, considerado el primer periodista hispanoamericano. La Gazeta de México y noticias de Nueva España fue producto del avance tecnológico que surgió en la imprenta y lo cual permitió que se diera la necesidad de informar a diario los eventos más importantes durante la época colonial. Con este primer antecedente, la Gazeta de México se convirtió en el periódico más antiguo de Hispanoamérica y únicamente le precede en todo el continente, el diario estadounidense Publick Ocurrences de 1690.

Suspendida a los seis números (uno por cada mes), fue que la segunda versión apareció de 1728 a 1739 con 145 publicaciones. Todas estas publicaciones seguían modelos noticiosos de Europa en donde, más que informar desgracias o conflictos, se buscaba dar a conocer hechos que sirvieran de buen ejemplo a la sociedad.

Curiosidades:

El término ""gaceta"" proviene del italiano por el nombre que en Venecia se le dio al papel periódico donde se hacían estas publicaciones de carácter informativo.

Durante más de veinte años, Ignacio María de Castorena fue catedrático de Sagradas Escrituras, canónigo, chantre, inquisidor ordinario, abad de San Pedro, capellán y predicador real. Incluso brindó apoyo incondicional a la Décima Musa defendiendo su derecho a cultivar la literatura.

El editor de la segunda gaceta, Juan Francisco Sahagún y Arévalo Ladrón de Guevara, innovó en sus publicaciones incorporando poesía, adivinanzas e ilustraciones.

La tercer Gazeta logró ser el periódico más longevo de la época colonial, siendo publicada durante 26 años ininterrumpidamente hasta enero de 1810 que pasó de ser propiedad privada a propiedad del gobierno.

Si bien sabemos que posterior a esto surgieron diversas publicaciones de carácter político y cultural, estas primeras gacetas forman parte de la historia periodística e informativa propias del Gobierno y por ende, el antecedente de lo que hoy es el Diario Oficial de la Federación.