Alfred Nobel: ¿el mercader de la muerte?

Nota Curiosa

Cada año y desde 1902, un premio muy especial se otorga a científicos, investigadores, escritores, y en general a personas cuyo trabajo represente un mayor beneficio a la humanidad o una contribución notable a la sociedad. Estas personas reciben una medalla de oro, un diploma y una suma de dinero, gracias a que, después del descubrimiento de la dinamita, Alfred Nobel instituyera dichos premios.

Nacido el 21 de octubre de 1833 en Estocolmo, en el seno de una familia de ingenieros, Alfred Nobel recibió desde pequeño una esmerada educación en ciencias naturales y humanidades. Nobel también tenía habilidades literarias y escribía poesía en inglés, pero es mayormente conocido en el mundo por los premios anuales que se entregan en su nombre, y por la invención de la dinamita, un poderoso explosivo que también ha causado muchas muertes a lo largo de la historia.

Durante su vida académica, el interés científico de Alfred se centró en los explosivos, y creó una fábrica de los mismos en donde comenzó a trabajar en varios proyectos, como en el entonces no creado torpedo, también estudió con químicos como Nikolai Zinin y trabajó con el inventor John Ericsson. En 1857 obtuvo su primera patente por un medidor de gas, y se dedico a estudiar a fondo lo relacionado con los explosivos, especialmente a la producción y el uso de la nitroglicerina, que fue descubierta en 1847 por Ascanio Sobrero. En 1865, inventó un detonador.

El 3 de septiembre de 1864 explotó una bodega que se usaba para la preparación de nitroglicerina, en la fábrica familiar de Estocolmo. En la explosión murieron 5 personas, entre las cuales estaba Emil, el hermano menor de Nobel. Esto dio pie a que Nobel se dedicara a estabilizar más los explosivos que estaba desarrollando, hasta que en 1867 inventó la dinamita, una sustancia que se utiliza principalmente en la industria de la construcción de caminos y que es más estable que la nitroglicerina. Se patentó en el Reino Unido y Estados Unidos, y para 1875 Nobel inventó la gelignita, aún más estable que la dinamita.

Los hermanos de Alfred se dedicaron a la explotación mineral en el Mar Caspio y amasaron una gran fortuna, en la que él invirtió para que, al final de su vida, llegara a juntar 33,000,000 coronas. Pero en 1888, uno de sus hermanos falleció y un periódico francés publicó erróneamente un obituario, creyendo que había sido Alfred quien había muerto, escribiendo ""El mercader de la muerte ha muerto"", quien se hizo rico ""encontrando formas de matar más rápidamente que antes a la gente"", haciendo referencia a los explosivos que inventó y desarrolló. Esto decepcionó a Alfred, quien al leer esto reflexionó sobre la forma en que sería recordado en la historia.

El 27 de noviembre de 1895, Alfred Nobel escribió su testamento, en el cual dejó toda su fortuna para ser destinada a los Premios Nobel, que se entregarían anualmente sin distinción de nacionalidad. Para el año 2012 sumó unos 472 millones de dólares, casi el doble de lo que Alfred dejó, y los premios se entregan en física, ciencias, medicina o psicología, obras literarias y el de la paz, que se destina a personas que trabajen a favor de la fraternidad internacional.

Alfred Nobel murió en 1896, debido a una hemorragia cerebral. Los Premios que instituyó han sido un éxito desde que se entregó el primero y sin duda han cambiado el mundo para bien. En honor de Alfred Nobel, un asteroide (el 6032) y un cráter llevan su nombre, así como el elemento químico llamado Nobelio.